Autor: INAH
En la Iglesia de Tonantzintla conviven dos interpretaciones religiosas, la indígena y la cristiana traída por los españoles.

Así luce nuestra primera bóveda celeste. 👼🏾⛪️🌌

 

Por tradición se sabe que en la época prehispánica, en un cerro del lugar, existía un adoratorio dedicado a la diosa Tonantzin. En su honor se fundó Tonantzintla, que significa “El lugar de Nuestra Madrecita”.
Los españoles adoptaron este nombre y lo asociaron con la Virgen María, para la cual construyeron el hermoso templo que hoy podemos admirar como uno de los mejores ejemplos del barroco popular mexicano, mismo que fue declarado monumento histórico en 1933